Fiquem vocês sabendo que, muito mais cedo que tarde, abrir-se-ão de novo as grandes alamedas por onde passe o homem livre, para construir uma sociedade melhor.

(Últimas declarações de Salvador Allende ao povo chileno a 11 de Setembro de 1973, quando os aviões dos generais fascistas já bombardeavam o Palácio de La Moneda)

sábado, 14 de Janeiro de 2012

Homenagem a Salvador Allende


Pinochet, traidor da maçonaria, não passou do grau de aprendiz, como nos diz o nosso Irmão Rodrigo Reyes Sangermani do Chile. 


Em 1942 foi irradiado da Loja onde foi iniciado por falta de participação nas reuniões e do pagamento das quotas.

Homenaje al Q:.H:. Salvador Allende en el 30° aniversario de su sacrificio

A propósito de una plancha enviada a las listas (ELAT) hace ya tres años.

Leído en tenida de 1er grado el 11 de septiembre de 2003

La sola iniciación no actúa por arte de magia ni menos por fuerzas sobrenaturales. La calidad masónica se obtiene a través del compromiso permanente por la verdad: Entrar a la masonería es fácil, lo difícil es que ella entre en mí.

El próximo jueves se cumplen exactos 30 años desde que los militares terminaran con el gobierno constitucional del presidente Allende.

Acerca los alcances políticos, históricos o sociales todos tenemos una opinión formada y un juicio definitivo de los hechos que no es el momento de discutir.

Sin embargo, la efeméride nos recuerda que ese día se unen los destinos de dos hombres que fueron iniciados en nuestros misterios, y que la historia los puso en bandos opuestos, sin embargo uno es un hombre que pese a estar vinculado indivisiblemente con estos acontecimientos históricos, es posible valorarlo en su calidad de masón ejemplar, demócrata y libertario.

En cambio, el otro que no supo o quiso asimilar los valores masónicos, actúa con la traición, la intolerancia y el autoritarismo.

A principios de 1941, teniendo 25 años y siendo recientemente destinado desde la Escuela de Infantería a la Escuela Militar, Augusto Pinochet Ugarte obtiene el grado de capitán, coincide con su ingreso a la R:.L:. Victoria N° 15 de San Bernardo, a instancias de compañeros de armas.


La iniciación se realizó una fría noche del miércoles 28 de mayo de 1941.

Dos años después Pinochet contrae matrimonio con la hija del H:. Osvaldo Hiriart, Lucia.
Con este dato se desmiente la “influencia” que el joven teniente podría haber recibido de su suegro en relación con su ingreso a la Orden.

Primero, porque Osvaldo Pinochet hace 15 años estaba fuera de la Orden y en segundo lugar no se conocían cuando Augusto fue iniciado.

A diferencia de lo que se ha escrito y comentado, Pinochet nunca pasó del grado de aprendiz, su asistencia ese año 1941 fue muy irregular, pero lo fue más todavía el año 1942 en la que no se le vio en Tenidas hasta que el 24 de octubre de 1942 el Consejo de la Logia le dio Carta de Retiro Obligatoria por inasistencia y falta de pago, según reza en el acta de la Tenida de 3er. grado efectuada el 21 de octubre del mismo año y conforme al artículo 145 de la Constitución masónica de la época.

Ocho años antes, el 17 de diciembre de 1934 el V:.M:. de la R:. L:. Progreso N°4, Q:.H:. Jorge Grove Vallejos, deposita en el saco de proposiciones la insinuación del profano Dr. Salvador Allende Gossens, nieto del Ex.Ser:. Gran Maestro Ramón Allende Padín.

El proceso sigue su tramitación de rigor y es encabezado por el Dr. Q:.H:. Amílcar Radrigán Rocco.
Luego de presentar los antecedentes y autobiografía, la postulación del Dr. Allende produjo grandes controversias en la Cámara del Medio, ya que algunos HH:. cuestionaban que el Dr. Allende militara en un partido político revolucionario.

Las quejas no prosperaron y finalmente se vota favorablemente su iniciación.

Jorge Grove es hermano de Eduardo Grove, casado con Inés Allende, hermana de Salvador el año 1928, tres veces alcalde de Viña del Mar, vicealmirante de sanidad de la Armada, y de Marmaduke Grove, Comodoro del aire quien condujo por pocos días la República Socialista de 1932.

A las 18:30 horas del 16 de noviembre de 1935 se inicia en la R:. L:. Progreso N° 4 Salvador Allende, comentaría años después que, al ver la luz en laceremonia le produce una “tremenda impresión el sentir cómo los HH:. Me apuntaban con sus armas simbolizando que no me dejarían nunca sólo”.

Recién cumplidos sus 29 años, el 27 de octubre de 1939, el Dr. Allende es aumentado de salario.
Ese mismo año Allende es elegido diputado por Quillota y Valparaíso.

Dos años después y pese a la dura contienda política con Gustavo Ross Santa María, el Q:.H:. Pedro Aguirre Cerda gana la elección presidencial; el electo presidente le solicita a Allende se incorpore a su gabinete como ministro de salud pública, razón por la cual, Allende deja el parlamento, y solicita su afiliación a la R:.L:. Hiram N° 65 del valle de Santiago para mantener su actividad masónica normal.
La elección de la logia es en sí mismo un hecho que requiere análisis complementarios, ya sea por la historia de esa logia como por los miembros que la conformaban.

La R:.L:. es acaso uno de los talleres más políticos de la masonería chilena, tanto que el 12 de septiembre de 1973, y desafiando a la dictadura, realiza un homenaje a Allende.

El 24 de septiembre de 1974, la Gran Logia, al parecer por presiones gubernamentales disuelve la Logia Hiram, muchos de sus miembros habían partido al exilio y otros pocos se mantenían en columnas.

El N° distintivo de 65 fue entregado a una Logia en Iquique.

Una vez recuperada la democracia, las autoridades de la Orden, restituyen el N° a la logia Hiram que volvía a levantar columnas.

El 31 de octubre de 1945 Allende es exaltado.

Ese mismo año fue elegido senador por Valdivia, Llanquihue, Chiloé, Aysén y Magallanes, elige como secretario al H:. Osvaldo Puccio, nieto de un italiano que acompañaba a Garibaldi por Latinoamérica y que se quedara en Valparaíso para fundar L’Etoile du Pacifique.

Allende tuvo una intensísima actividad masónica; en su Logia Hiram fue miembro del tribunal los años 1946-1947, 1er. Vig:., los años 1949-1950 y finalmente V:.M:. en el período 1950-1951 y Ex V:.M:. en el período 1952- 1953.

En 1970 antes de la elección presidencial en la que Allende era el candidato de la Unidad Popular, comparte con sus HH:. en dependencias del Gran Templo sus reflexiones como eventual presidente de Chile socialista y masón, y profundiza acerca de la compatibilidad entre socialismo y masonería.
Aclaró que si el socialismo lo pusiera en la encrucijada de elegir entre ser masón y ser socialista elegiría ser masón, porque la Orden, dentro de su tolerancia no pondría jamás en esa disyuntiva a uno de sus miembros.

El Gran Templo se llena de aplausos como en los pasillos de la Gran Logia en donde se habían dispuesto parlantes para que la gran concurrencia que no alcanzó a entrar al Gran Templo no se perdiera los pormenores de tan importante visita.

El resto de la historia es conocida.

El V:.H:. Allende entregó su vida por lo que consideraba eran sus valores.

El presidente constitucional de la República, “sólo podía salir de La Moneda con los pies hacia delante” habría dicho Aguirre Cerda delante del joven ministro Allende, como fatídica premonición cuando en 1939 el Gral. Ariosto Herrera azuzaba los cuarteles para que se presionara a renunciar al recién electo hombre del Frente Popular.

El Gral. Herrera profundamente anti comunista se había empapado del fascismo italiano al haber sido agregado militar en Italia poco tiempo antes.

Un asesor le habría aconsejado a Aguirre Cerda renunciar y se fuera del país a lo que el presidente replicara “de aquí no me sacan ni muerto ¡Mi deber es morir en defensa del mandato que me entregó el pueblo!”.

Este hecho se repite 34 años después en La Moneda cuando a Allende le corresponde enfrentar la misma realidad.

Eso sí distinta suerte tuvo Aguirre Cerda ya que el ariostazo fue sofocado oportunamente.

Historia similar de sacrificios y ejemplos vio probablemente Allende en la acción patriótica del H:. Manuel Balmaceda el siglo anterior.

Quien sabe si Pinochet al conocer la membresía de Allende a la Orden (por lo demás era de público conocimiento) no le manifestó mediante señales su “conocimiento” masónico para que lo creyera un H:.
Y eso quizás justificaría que hasta último minuto Allende esperaba que el general constitucionalista saliera a defenderlo de esta asonada golpista.

Máxime, si consideramos que la traición se consumó a último minuto, ya que le golpe lo efectuaban la marina y aviadores.

Hoy la historia podrá juzgar al Allende político, podrán encumbrar sus proyectos y sueños al pedestal que le corresponda, o se podrá culpar a él y a sus errores haber sufrido la horrible dictadura militar.
Lo que no se puede poner en duda es la calidad masónica de un hombre que luchó por la paz, creyó en el camino de la igualdad y vivió sirviendo a los demás, y por ello fue capaz de morir y de dejar una herencia inmortal de consecuencia, solidaridad y amor que sólo las futuras generaciones de hombres libres sabrán dimensionar.

Allende es enterrado el 11 de septiembre de 1973 en el mausoleo de la familia Grove en el Cementerio Santa Inés de Viña del Mar, desde donde el 4 de septiembre de 1990 se llevaron sus restos definitivamente al cementerio general en Santiago donde se efectuó su funeral masónico.

Texto divulgado através da ELAT, 13 de Dezembro de 2006

Es cierto que la polarización social y política de los sesenta provocó una profunda división en nuestro país, situación a la que las logias chilenas ciertamente que les afectaba. En las columnas, legítimamente habían distintas opiniones del gobierno de Allende, tanto así que en plena campaña presidencial en 1970 el Q:.H:. Salvador Allende fue a la Gran Logia como miembro de la Asmablea de la misma (por ser Ex V:.M:.) a clarificar que el si ganaba seguiría siendo masón (tengo la rabación de dicha intervención.

Muchos sectores de su propio partido, el socialista, no veían con buena cara que Allende “persistiera en ser masón” ya que lo consideraban un lujo de burgueses, sin embargo la masonería chilena ha estado llena de socialistas.

Otros consideraban que en la masonería se incubaban ideas revolucionarias. Yo diría que la masonería chilena durante el siglo XX y particularmente en los años anteriores al gobierno de Allende y yo diría quye hasta hoy, ha sido una masonería de “clase media”, profesionales, profesores, de gente ligada a la política, al servicio público y las universidades.

El partido radical, partido laico de centro izquierda, ha sido el tronco fundamental de la masonería (Pedro Aguirre Cerda, Juan Antonio Ríos y Gabriel González Videla, los tres radicales y masones, fueron presidentes de Chile entre el año 1938 y 1952), pero también socialistas, liberales y gente de “sensibilidad” de centro derecha.

Pero nadie escapaba de la polarización llevada por la clase política de nuestro país (de hecho el ropio Partido Radical se dividió para la elección de Allende un grupo apoyó la Unidad Popular, conglomerado que unía a comunistas, socialistas, izquierda cristiana entre otros, y otra mitad se unía la derecha para evitar el triunfo marxista). Las logias funcionaron bastante bien durante el gobierno allendista más allá del clima beligerante que se respiraba en las calles.

En las logias se produjeron algunas divisiones que significaron el retiro de muchos HH:. opositores al régimen en aquellas logias en donde los allendistas eran mayoría y lo mismo sucedió al revés aunque en casos más aislados, pese a ello, considerando el carácter político de nuestra masonería, las logias funcionaron con bastante regularidad.

Después del golpe cambian muchas cosas, pero no se produjo un quiebre en la Gran Logia.
Al día siguiente del cruento golpe, al R:.L:. Hiram, logia por adopción del Q:.H:. Salvador Allende realizó un acto de homenaje a tan dilecto H:., esto enfureció a las autoridades golpistas, que habrían hecho un trato de “molestar” el funcionamiento de las logias, si estas harían lo propio con el gobierno de facto.
Esta situación si bien molesta hasta hoy a muchos HH:. (yo soy uno de ellos) al parecer fue una estrategia para que -reunidos en nuestros templos- los HH puderan coordinar las ayudas necesarias.
La Logia Hiram abatió columnas y los HH:. de aquel taller o se reintegraron -los que pudieron-a otros talleres y otros se fueron al exilio o quedaron “en sueño”.

Con la recuperación de la democracia en 1990, la Gran Logia (con nuevas autoridades, por cierto) reparó el hecho reinstaurando la Logia Hiram.

Algunos critican de parte de nuestras autoridades en 1973 cobardía o “demasiado tacto”, otros lisa y llanamente repudiaron la actitud de la Gran Logia.

Otro hecho que se destaca es que lel General del Aire Alberto Bachelet, masón y padre de nuestra actual presidenta, consticionalista como muchos otros militares que los con suerte pasaron a retiro el 11 de septiembre del 73 o fueron apresados o muertos, fue detenido en una carcel militar. Su logia, compuesta de muchos aviadores en el barrio alto de Santiago, decidió darle carta de retiro por inasistencia y no pago…. estaba preso!!!! por sus propios camaradas de armas. Pues bien en esta situación el General Bachelet fallece producto de una enfermedad agravada por las torturas y vejámenes.

También en una acto de reparación y antes de que su hija fuera electa la primera mujer presidenta de Chile la Logia restauró póstumamente la calidad masónica al H:. Bachelet y la Gran Logia instaló al general en la galería de los masones distinguidos junto a Alessandri, Bilbao y el propio Allende, la presidenta ha manifestado que la improinta masónica de su padre esta muy viva en ella.

Estas anécdotas más bien hablan de la actitud de personas, de HH:. que o no supieron comprender el valer masónico o que producto de su propia debilidad no tuvieron el coraje de nuestro maestro Hiram.
Los talleres sin embargo, y a pesar de las restricciones políticas como el toque de queda los primeros meses y años, la suspensión de las actividades partidistas, la supresión del Congreso, la falta de garantías constitucionales, y el advenimiento luego de la derecha dura con su correspondiente carga fascistoide conservadora y católica, digo, a pesar de lo anterior, als logias funcionaron con “cierta normalidad”, en sus columnas permanecieron muchos HH:. que desde su rol de personas insertas en la sociedad colaboraron para calmar el dolor de tantos chilenos, abogados, médicos, profesores… Muchos HH:. fueron importantes en la recuperación de la democracia, participaron activamente en la Alianza Democrática, antecesora de la Concertación actual, instigando el movimiento social y la defensa de los DD.HH.

Algunos secundaron a Aylwin, Frei, Valdés y Lagos en la constitución del equipo del NO que venció a Pinochet en las urnas el 5 de octubre de 1988.

Desde entonces a la fecha, junto a los gobiernos de la Concertación, la Gran Logia ha tenido un importante rol en la recuperación democrática, como institución el Gran Maestro ha sido invitado a participar en instancias claves de la transición como el Informe Rettig (acerca de la violación a los DD. HH durante la dictadura) la Comisión Valceh (acerca de los torturados) y más recientemente en el gobierno de Michelle Bachelet en la comisión de educación (que ha propuesto un documento para una profunda reforma a la educación chilena).

Hoy en mi logia la inmensa mayoría salvó uno o dos HH:. hubiéramos querido ver morir a un Pinochet juzgado y condenado, y también todos (aquí incluyo a esos dos HH:.) queremos un Chile de futuro nuevo, sin odios ni violencias, que de hecho ya se han superado. Condenamos la violación a los DD.HH. y la mirada histórica de nuestro Chile reciente es común.

Esta situación se puede repetir en la mayoría de las 205 logias que hay en le país, que reflejan (más allá del circunstancial y aislado clima de división que pudierais haber visto en TV por la muerte de Pinochet) que Chile en sus calles y plazas esta viviendo una época mejor, una época en la que los masones tenemos mucho que decir.

Buena caza,

Rodrigo Reyes 

Sem comentários:

Enviar um comentário